• Tuesday, 24 July 2018
  • Mi Magazine
  • 357
Peugeot Rifter, redefiniendo el segmento

Versatilidad y automóvil, dos términos que se unen para definir un nuevo concepto del vehículo polivalente. El fabricante francés ha buscado durante el diseño y la madurez del proyecto desarrollar un automóvil capaz de suplir necesidades personales y profesionales sin perder el confort, la seguridad y lujo de sus últimos grandes lanzamientos, incluso el del reciente Peugeot 508.

El vehículo, que se fabrica en la factoría de Vigo, nace con el mismo denominador común que el resto de miembros de la familia actual de Peugeot: conseguir que la terminación más completa, la GT Line, sea la más solicitada en el momento final de la elección final de la compra. Para ello, Peugeot ha puesto toda la carne en el asador a través de un diseño verdaderamente atractivo.

Manteniendo un lenguaje continuista con su hermana mayor, la Traveler, el “Rifter” se ha diseñado para ser capaz de liberar de prejuicios y complejos a los que buscan un turismo y no quieren sentir que llevan la furgoneta de siempre con terminaciones decorativas que solo logran despistarte con la luz de los focos del concesionario. Por otro lado, los padres de este proyecto han buscado y, bajo mi criterio, conseguido, premiar al profesional que necesita un vehículo polivalente a la vez que espacioso, ya que van a poder acceder a un turismo que, una vez concluida la jornada laboral, es capaz de estar a la altura de las necesidades del día a día de cualquier conductor sin sacrificar confort, seguridad e imagen.

Sobre este nuevo concepto de turismo, el Peugeot Rifter también hace un guiño a los más jóvenes que en sus primeras experiencias en adquisición de vehículos sus requisitos tienen un único y común denominador. Esta generación recién incorporada a la bolsa de potenciales clientes busca un coche con buena conectividad, con diseño atractivo, y cómodo y funcional para los momentos de ocio.

blog comments powered by Disqus