• Monday, 10 September 2018
  • Mi Magazine
  • 1119
¿Puedes comer platillos mexicanos sin aumentar calorías en estas fiestas patrias?

Estas fiestas patrias la verdad es que nos comemos unos platos de pozole de más, pero se puede disfrutar de la comida sin afectar la salud.

Por supuesto que esta información es algo que todos estábamos esperando porque, sinceramente, ¿quién puede decir que no se sobrepasa un poquito con la comida en las fiestas patrias? Con tanto platillo delicioso, es difícil resistir el antojo, pero igual de difícil no estar pensando en todo lo que vamos a subir de peso por eso veinticinco platos de pozole en casa de la tía. 

La clave está en el equilibrio... de la fuerza

Nuestra comida forma parte de la riqueza de la cultura mexicana, incluso es parte del Patrimonio Cultural de la humanidad, por lo que es importante disfrutarla sin remordimiento. 

Tienes que saber: ¿Sabías que sólo un plato de pozole contiene, más o menos, 240 calorías? Un pambazo, por ejemplo, llega a las 330. 

Pero no todo está perdido, compañeros, porque nutrióloga Ana María González da sugerencias para que esos días no afecten nuestra salud: nos sugiere medir cantidades, equilibrar el desayuno, saber combinar platillos y realizar actividades físicas, en especial los días 15 y 16 de septiembre. 

La especialista certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos, afirmó en entrevista con Notimex que en las fiestas patrias “no es necesario abstenerse de la rica comida mexicana” para mantener nuestro peso corporal. Los invitados de las fiestas, agregó, son los platillos y hay que incluir muchas frutas y verduras.

Aunque se estima que más del 80 por ciento de mexicanos están más conscientes de que deben cuidar su alimentación, desafortunadamente no todos lo llevan a cabo y caen en excesos. En ese sentido, Ana María recomendó que los días de celebraciones es necesario balancear el desayuno, comida y cena. Muchas veces, relató, no se come mucho durante el día esperando los platillos mexicanos, y se come demasiado incluyendo refrescos y bebidas alcohólicas que contienen varias calorías.

¡Pozole para todos!

Dijo que en el desayuno se puede incluir frutas y alimentos ligeros como quesadillas con tortilla de maíz y hongos, y en la comida incluir un consomé desgrasado con verduras para no tener mucha hambre y abusar en la cena. Además agregó que con medidas sencillas es posible disminuir las calorías de los platillos, sin que ello signifique sacrificar el gusto al paladar. Todo, destacó, está en la forma de preparar los alimentos.

En ese sentido, dijo que al pozole es recomendable, por ejemplo, desgrasar el caldo, lo que disminuirías entre 50 y 100 calorías al consumirlo si además en lugar de crema se consumen las tostadas solas o con yogurth descremado, y se consume agua de sabor fresca con sustitutos de azúcar. Destacó que con esta medida se reducen las posibilidades de aumentar de peso, y disfrutar del maíz mexicano, el cual tiene un alto contenido de vitaminas del complejo B. Como cereal es la principal fuente de fibra y almidones, además de aportar proteínas, lípidos y poca agua.

blog comments powered by Disqus