• Tuesday, 15 May 2018
  • Mi Magazine
  • 798
Señales de que debes ir al dentista ahora mismo

Algunas personas no se toman en serio las recomendaciones de higiene dental. Desconocen que un problema puede dañarlos de forma permanente.

La mayoría de las personas que tienen los dientes amarillos creen que nunca van a tener un problema dental.

Lo que no saben es que los dientes cobran ese color cuando se está creando una placa de bacteria en los dientes, la cual, si llega a expandirse a niveles críticos, puede hacer que su mandíbula se destruya y tengan problemas de salud mucho más grandes de lo que imaginan. Claro, los dientes amarillos no son peligrosos, pero tan sólo es el primero de los síntomas de que eventualmente se necesitará visitar a un profesional.

Aunque muchos sí se preocupan por mantener la higiene dental, algunos la ignoran creyendo que lo peor que les puede pasar es que les saquen una muela, también olvidan que si se descuidan y no prestan atención a los síntomas, podrían terminar sin dientes. Si notas que te sucede algo de lo siguiente, quizá sea momento de visitar a un experto, ya que si no se le da atención inmediata, las consecuencias son más graves de lo que creemos.

Dientes sensibles
Si sientes frío en los dientes (o calor), puede ser provocado por distintos factores. Existe la posibilidad de que los dientes estén perdiendo esmalte por el consumo de demasiados ácidos en la comida o incluso por cepillarlos excesivamente. De igual forma, puede que exista una carie o que se haya desarrollado una enfermedad de las encías. En algunos casos, es provocado por rechinar los dientes excesivamente, lo cual los daña y deja expuestos los nervios que generan dolor.

Encías inflamadas que sangran
La placa provocada por las bacterias que se acumulan en los dientes cuando no se lavan bien provoca que la encía se retraiga. Al lavar los dientes suele sangrar, ya que está tratando de recuperarse y de eliminar las bacterias. Si la placa continúa creciendo, puede provocar enfermedades graves en las encías.

Primero causa gingivitis, lo cual puede solucionarse con una limpieza dental y tratamiento, sin embargo, eventualmente puede convertirse en periodontitis, lo cual hace que se infecten las encías provocando daño a los huesos de esa zona y que se caigan los dientes.

Tienes mal aliento y sientes un sabor extraño
Como la mayoría de los problemas dentales, esto es provocado por una mala higiene. Sin embargo, el mal olor no está directamente vinculado con eso, sino que también puede ser una consecuencia directa de la gingivitis. Como mencionamos, ésta es provocada por la placa de bacterias que se mantiene en los dientes, lo cual, junto con la sangre expulsada por las encías, genera un olor desagradable.

Tienes dificultad al masticar
Otro de los síntomas de la gingivitis (si el dolor en las encías es tan intenso que impide comer de manera normal), pero también puede ser un problema distinto que está afectando a los dientes o a la mandíbula. Si el dolor se enfoca en unos dientes, posiblemente exista daño en sus estructuras, provocado por caries.

Si es en toda el área y está acompañado de gingivits, puede que el hueso ya esté infectado. Existen diferentes causas para esto, así que es mejor solicitar la opinión de un experto para saber cómo proceder.

blog comments powered by Disqus