• Martes, 25 Septiembre 2018
  • Mi Magazine
  • 115
Estos son los huachicoleros que están vaciando a Pemex

El robo de combustibles se ha convertido en una actividad bastante rentable para los cárteles de narcotráfico y grupos criminales locales.

El robo de hidrocarburos le cuesta a Pemex 30 mil millones de pesos, y los grupos criminales y los cárteles son en gran medida los principales responsables de este delito. Sin embargo, hay evidencias de que trabajadores de Pemex participan en la sustracción de combustibles, así como la complicidad de las autoridades locales que brindan protección a los llamados huachicoleros.

De acuerdo con El Universal, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) contrató a la empresa Energe A, Proyectos de Energía del Grupo Atalaya para elaborar un estudio que permitiera analizar las vulnerabilidades de las instalaciones de Pemex en áreas donde el robo de combustible es reiterado.

Cárteles huachicoleros

La investigación cita información de The Office of Foreign Assets Control del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, la cual tiene identificada a una red de huachicoleros asociados a Juan José Esparragoza Moreno, alias El Azul, líder del Cártel de Sinaloa.

Miembros del Cártel del Golfo operan en Altamira, Tamaulipas, la sustracción ilegal de gasolina y diésel en poliducto Madero-Cadereyta está relacionada a esta organización. También están asociados a la ordeña de ductos en el área de Culiacán Topolobampo.

El Cártel del Golfo posee narco-campamentos en los que almacena el combustible robado. En Altamira también operan bandas criminales locales que realizan tomas clandestinas, estos grupos almacenan la gasolina en casas particulares.

Los combustibles se venden en los poblados aledaños, carreteras, y hasta empresas y fábricas del sector informal.

El Cártel Jalisco Nueva Generación y grupos armados especializados en tomas clandestinas operan en la región Silao-Irapuato-Salamanca, donde sustraen combustibles del poliducto de Salamanca-Guadalajara. Presuntamente trabajadores de Pemex participan en estas actividades-

Se presume que el CJNG distribuye la gasolina y diésel robado en estaciones de servicio mediante la extorsión a gasolineros, también comercian en talleres de hojalaterias y deshuesaderos ubicados en las carreteras de Guanajuato.

Los Zetas operan en Puebla, en la región Acajete-Tepeaca-Acatzingo-Quecholac-Palmar de Bravo. Se tiene detectado que este cártel roba pipas de agua para desmantelarlas y usarlas como tanques depósitos que son enterrados para resguardar el combustible.

La venta de gasolina es controlado por medio de puntos de venta, en los cuales se necesita una invitación y clave para adquirir las gasolina. También comercian bajo pedido con la recomendación de un tercero.

blog comments powered by Disqus

Compañeros