• Viernes, 13 Octubre 2017
  • Mi Magazine
  • 226
China pretende patentar el nopal con denominación de origen mexicano para beneficio comercial

Colectivos de asociaciones campesinas, académicos y expertos exigen a las autoridades mexicanas la protección constitucional del nopal, un producto 100% mexicano.

En los últimos meses, en el centro y bajío mexicano se registró el saqueo de miles de especies de nopal, unas 7 mil, que abundan a lo largo y ancho de nuestro territorio. La Universidad Autónoma de Chapingo (UACH) denunció que agricultores y empresarios japoneses, coreanos y sobre todo chinos, se están robando uno de nuestros productos nacionales más emblemáticos (¡Está en nuestro escudo!)

Académicos de la universidad mexiquense como el doctor Federico Hahn Schlam, el cauterizador para la patente de la tuna mexicana, exigieron al Gobierno Federal hacer lo necesario para garantizar y proteger la denominación de origen del nopal y evitar que ese producto sea patentado para su producción en China.

«Los chinos cuentan ya con 3 mil hectáreas donde no sólo roba la denominación de origen del nopal mexicano, sino que también pretende patentarse la producción de vinos europeos, medicinas alemanas, cervezas y cosméticos franceses».
¿Patente o denominación de origen?

Los conceptos de denominación de origen y patente, generalmente generan y se emplean con confusión. En el caso específico del nopal, es importante diferenciar ambos conceptos en términos comerciales.

En cuanto a la patente, que es lo que los chinos pretenden adjudicarse para la producción y comercialización del nopal, se trata de un derecho de propiedad industrial que reconoce a su titular la facultad de explotar de manera exclusiva e incluyente una invención, de acuerdo con la Asociación para la Defensa de la Marca.

De acuerdo con María Teresa López, especialista en patentes comerciales, la denominación de origen debe llevar una garantía de venta que es pública al consumidor ya que el hecho de que determinado producto sea de procedencia específica implica un control de calidad, tal como sucede con el nopal mexicano.

En defensa de la denominación de origen

Este debate entre patente y denominación de origen llevó a los académicos de Chapingo a defender legalmente la denominación de las especies cactáceas, principalmente el nopal, tal y com lo anunciaron durante la celebración del Quinto día del Foro Campesino, llevada a cabo durante la XXII Feria Nacional de la Cultura Rural.

Durante su intervención, el rector y doctor Sergio Barrales Domínguez detalló que especies como las chasuláceas, las echeverias y la siempre viva (especies exóticas), están siendo explotadas y extraídas ilegalmente del país con complicidad de traficantes y funcionarios corruptos.

«Tan solo el 50 por ciento del territorio nacional cuenta con zonas áridas y semiáridas, donde algunas especies ni siquiera han sido estudiadas o registradas», dijo Pedro Ponce Javana, subdirector del Servicio y Extensión Universitaria de Chapingo.

«El caso más grave es el nopal donde tan sólo en la CDMX en la delegación Milpa alta hay 7 mil hectáreas de nopal».

Ponce explica que es urgente impulsar la investigación productiva para detener el saqueo y robo de nuestras riquezas naturales, pues México es el único país productor y consumidor de nopal en el mundo.

blog comments powered by Disqus