• Martes, 19 Junio 2018
  • Mi Magazine
  • 117
La visión nocturna de estos animales es la envidia de cualquier tecnología

Estos animales tienen una visión tecnológica que los humanos apenas estamos desarrollando

Los caminos de la biología no son como los pensábamos, como los imaginábamos, no son como los creíamos. Menos si se trata de los animales con ojos enormes o adaptados para ser maestros en la oscuridad.

La ecuación es fácil en los animales terrestres: los ojos grandes, de los tarsieres, por ejemplo, son el ejemplo más simple de que si los tiene de ese tamaño no es para efectos de inspirar ternura, sino porque la visión es importantísima para la especie, pues atrapar insectos o pájaros pequeños en zonas extremadamente oscuras amerita el avance de su evolución.

Según el profesor Geoff Boxshall, del Museo de Historia Natural de Londres, la visión de esta especie es de especial atención pues si pensamos en función de su utilidad, los ojos de los tarsieres y los búhos y otros animales nocturnos con perfecta visión, equivalen a las gafas de visión nocturna que los humanos apenas estamos desarrollando y experimentando.

La explicación física es la siguiente: su visión es monocroma, la parte superior de sus ojos está repleta de barras fotorreceptoras y no de conos —como los nuestros—, lo que les permite captar hasta el más mínimo fotón de luz.

Pero hay otros trucos de las criaturas con visión nocturna que no sólo les alcanzan para sobrevivir sin luz, sino que son una clase completa de innovaciones biológicas como la bioluminiscencia (organismos vivos que producen luz) o los faroles detrás de los ojos de los peces dragón, que pueden prenderse y apagarse intermitentemente para ayudarles en las profundidades de los océanos, o en una escala evolutiva más alta, las salamandras olm, que usan un par de antenas largas llenas de pelos quimiosensoriales para ver/oler a sus presas en las cavernas.

blog comments powered by Disqus