• Martes, 13 Marzo 2018
  • Mi Magazine
  • 421
¿Por qué son tan importantes los vínculos con primos desde niños?

Este tipo de relaciones estimula el correcto desenvolvimiento e integración social de las personas desde niños

Un primo es como un segundo hermano con el que no peleas y no te fastidias de su compañía como los hermanos directos, un primo es como el tío “buena onda” pero de tu edad, es como tu amigo con el que inventas juegos absurdos pero también con el que creces y guardas recuerdos inigualables.

En la antigüedad los primos eran vistos como una alternativa para continuar el linaje familiar, sin embargo, con el tiempo dicha práctica ha caído en gran medida por la modernidad en las sociedades occidentales.

La doctora Kristina Brown del departamento de terapia de pareja familiar de la Universidad de Alder, cree que los padres deben facilitar los vínculos de sus hijos con los primos, ya que moldea la facilidad de socializar y de fraternizar. «Los primos son muy importantes especialmente a medida de que las familias se dispersan más», opinó.

En gran medida, este vínculo que a fin de cuentas es familiar, sugiere un apoyo emocional ausente en la familia directa para cualquier niño.

Para Brown, esa experiencia compartida es adecuada para desarrollar una relación sana, a pesar de la distancia que pueda separarles ya que rara vez viven juntos, lo que hace que las relaciones entre primos sean extraordinariamente unidas a pesar de sufrir largas ausencias. 

Si bien, dichas características otorgan facilidades para apoyarse y desenvolverse emocionalmente, tampoco es raro que dicho apoyo sea más concreto.

Un estudio del British Journal of Psychology, demostró que los individuos son más propensos a ayudar a familiares incluso si estos no son familia directa como los primos, antes de ayudar a sus amigos tomando en cuenta la cercanía emocional. A esta reacción pisco-familiar le llamaron “prima de parentesco”.

«Definitivamente recomiendo a los padres de familia moldear este tipo de relaciones en las generaciones futuras, incluso si esto significa salir de nuestra zona de confort, y hacer algo que los padres no necesariamente hacen», destacó Brown.

La recomendación que Brown hizo fue que los padres se esforzaran en reunir a sus hijos con sus primos fuera del período vacacional para crear una vinculación más cotidiana y así conocer el comportamiento de los menores, así se fomentará la conexión y la comunidad. «Los vínculos que los primos pueden crear han demostrado ser más fuertes que los de un matrimonio a largo plazo».

blog comments powered by Disqus

Compañeros