• Jueves, 12 Abril 2018
  • Mi Magazine
  • 295
Aprende a tratar los hongos con remedios caseros

Los hongos en los pies, más conocidos como pie de atleta, pueden aparecer por diferentes factores. Aparte de ser molestos y antiestéticos, causan una serie de síntomas que afectarán de manera significativa nuestra salud.

Estos pueden contagiarse de diferentes formas, ya sea por contacto directo o por medio de zapatos, calcetines o en piscinas, entre otras.

Estos predominan en lugares húmedos y cálidos, por tanto pueden aparecer de manera natural si no acostumbras a secarte bien los pies después de salir de la ducha. Estos crecen en la zona que está entre los dedos (en casi todos los casos).

Por suerte, algunos remedios naturales nos pueden ayudar a combatir los molestos síntomas y a terminar con los hongos.

Síntomas

El síntoma más común es la piel agrietada, en escamas y que se desprende entre los dedos de los pies o en los lados. Otros síntomas pueden incluir:

Piel roja y con picazón
Ardor o escozor
Ampollas que supuran
Dolor al extender los dedos
Mal olor
Sequedad en la piel
Cuando el hongo se disemina hacia las uñas, estas presentan decoloración, engrosamiento e incluso pueden llegar a desprenderse. También puede extenderse por otras zonas de la piel.

Estos suelen presentarse más en hombres que en mujeres, y pueden darse tanto en niños como en adultos.

El riesgo de sufrir esta condición aumenta de manera significativa por lo siguiente:

Sudoración excesiva
Usar calcetines que no sean de algodón
Utilizar calzado muy cerrado que aumente la transpiración
Debilidad en el sistema inmunitario
Lesiones en la piel
Tener los pies mojados por largos periodos de tiempo

Remedio natural a base de té

Gracias al ácido tánico que el té contiene, podemos desaparecer los hongos de nuestros pies.

Este es un astringente natural que evita la proliferación de los hongos y mantiene nuestros pies libres de humedad. Aprovecha sus bondades sumergiendo tus pies en él.

Ingredientes

3 cucharadas de té negro (45 g)
4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

Pon el agua en una olla y enseguida añade el té.
Cuando empiece a hervir, deja durante 5 minutos más y retira del fuego.
Retira y deja reposar.
En cuanto el agua esté fría cuela y añade la infusión en un recipiente.
Introduce tus pies y deja actuar durante media hora.
Seca bien, incluyendo la zona entre los dedos, con una toalla.
Repite dos veces al día hasta que notes mejoría.

Remedio natural a base de sal para combatir los hongos

La sal tiene la capacidad de eliminar la humedad, que es la encargada de que el pie de atleta se extienda. Además, ayuda a aniquilar los molestos hongos.

Ingredientes

4 tazas de agua (1 litro)
5 cucharadas de sal (75 g)

Preparación

Pon el agua en una olla y calienta.
Cuando el agua esté tibia agrega la sal.
Añade la mezcla en un recipiente adecuado y sumerge tus pies hasta que esta se enfríe.
Seca muy bien y aplica bicarbonato o talco en la zona afectada para mantenerla seca.
Repite cada día, por lo menos, durante unas dos semanas.

Remedio natural a base de yogur para los hongos

En los lácteos encontramos un gran cultivo de bacterias activas. Estas son excelentes aliadas a la hora de luchar contra los hongos o infecciones bacterianas. Lo más recomendable es usar yogures naturales, ya que estos cuentan con cultivos activos vivos.

Este remedio natural funciona de dos maneras distintas. La primera forma es la interna. En esta lo que haremos con el yogur es consumirlo, preferiblemente en las mañanas en ayunas y también en las noches antes de ir a dormir.

La segunda es la manera tópica o de contacto directo, que te mostraremos a continuación.

Ingredientes

1 cucharada de yogur (20 g)
2 cucharadas de agua (30 ml)

Preparación

Mezcla bien ambos ingredientes, aplica sobre la zona afectada y deja que se seque.
Enjuaga con abundante agua tibia.
Repite dos veces al día hasta notar mejoría.

Remedio natural a base de ajo para los hongos

Sus componentes antifúngicos lo convierten en un excelente remedio para los hongos.

Además de añadir algunos dientes de ajo crudos en las comidas, también se pueden hacer tratamientos externos para aprovechar sus propiedades antibacterianas y antimicóticas.

El ajo tiene increíbles propiedades que no solo ayudan a curar el pie de atleta, estas ayudan a combatir un sinnúmero de enfermedades de manera natural.

Ingredientes

1 diente de ajo
2 gotas de aceite de oliva

Preparación

Machaca el ajo y añade el aceite de oliva para crear una pasta.
Aplica en las zonas afectadas y deja actuar media hora.
Retira con agua tibia y jabón blanco neutro y seca bien.
Repite todos los días, durante dos semanas.
Atrévete a probar estos increíbles remedios y sé constante. Ten en cuenta las recomendaciones y evita que este tipo de condiciones aparezcan y te limiten por su desagradables molestias.

blog comments powered by Disqus

Compañeros