• Jueves, 17 Mayo 2018
  • Mi Magazine
  • 140
8 astronautas confiesan lo que sintieron cuando vieron la Tierra desde el espacio por primera vez

«Por un momento, pensé que si pudieras estar en el cielo, así es como se vería nuestro planeta. Entonces reflexioné sobre eso y dije: “no, esto es aun más hermoso”: así es como debe verse el cielo».

Dos años de maestría y otros tres de doctorado y miles de horas de entrenamiento a cuestas: desde lecciones de astronomía y aeronáutica, pruebas en simuladores y en aviones reales de gravedad cero, sesiones de buceo o misiones análogas en los sitios más inhóspitos de la Tierra; la NASA calcula entre cinco y ocho años el tiempo que tarda un astronauta en su preparación para estar listo para abandonar la atmósfera terrestre y formar parte de una misión.

Aprobar perfiles psicológicos, de resistencia a la ingravidez, de ubicación espacial y supervivencia, de primeros auxilios, comunicación y de reacción ante una emergencia. Lo siguiente es conocer a fondo los sistemas que se van a utilizar, desde el Soyuz hasta la Estación Espacial Internacional (ISS), pasando por el dominio total de los controles que involucra la misión: desde el suministro de oxígeno, la temperatura, el plan de viaje y otras especificaciones especiales. Poco más de 550 personas en la historia han cumplido con esta rigurosa preparación al pie de la letra y todas coinciden en un punto:

Nada te prepara para el momento de ver la Tierra desde el espacio.

Se le llama Efecto perspectiva a la sensación que experimentan los astronautas cuando observan la Tierra por primera vez desde fuera de ella, en primera persona.

Es el conocimiento súbito de que vivimos en un planeta y todas las implicaciones que esto conlleva para la vida. Un cambio cognitivo que provoca un sentimiento de asombro y fragilidad al ver el planeta en que desarrollaron su existencia flotando en medio de la nada, pero al mismo tiempo, una poderosa conexión con toda la vida que se desarrolla en él.

La mayoría de los astronautas afirman sentirse abrumados, impactados y conmovidos con la escena que tienen frente a sus ojos.

Sus descripciones versan sobre la increíble coincidencia de que –en palabras de Carl Sagan– el “pequeño punto azul pálido” que ven a través de la fibra de vidrio cumpla con las características necesarias para albergar vida y lo valioso que resulta nuestro hogar. Estas son algunas declaraciones de astronautas que confesaron cuál fue su primera sensación cuando vieron la Tierra desde el espacio por primera vez:

«Por un momento, pensé que si pudieras estar en el cielo, así es como se vería nuestro planeta. Entonces reflexioné sobre eso y dije: “no, esto es aún más hermoso”. Así es como debe verse el cielo. Desde entonces pienso en nuestro planeta como un paraíso. Somos muy afortunados de estar aquí».

blog comments powered by Disqus