• Jueves, 26 Abril 2018
  • Mi Magazine
  • 181
Mujer de 41 años asegura que dejó de envejecer a los 20

Shimmi Mushi es una mujer de 41 años, oriunda de la ciudad de Bolton, Inglaterra, quien asegura que a los 20 años “dejó de envejecer”.

Tanto así que cuando su hijo Ameen era adolescente, a quien tuvo a los 20 años, la confundían con su novia. “Siempre me he visto joven. A medida que mis amigos comenzaron a envejecer, parecía ir en la dirección opuesta, pero no tengo idea por qué”, comentó al medio inglés Metro.

Shimmi, comentó que al ser mamá tan joven tuvo que ingeniárselas para poder criar a su hijo, y de hecho pensó que el estrés iba a manifestarse en su rostro, sin embargo, parece haber detenido el envejecimiento. “Yo al comienzo no lo notaba, pero todos mis amigos sí, de hecho bromeaban con que les diera el secreto de la juventud“, indicó.

La mujer aseguró que no se ha operado nunca y que el cuidado de su piel es bastante simple, de hecho su rutina de belleza consiste en usar toallitas húmedas para bebés y cualquier crema hidratante que esté en oferta en alguna farmacia o supermercado. En cuanto a la alimentación, se cuida bebiendo té verde y no fuma ni bebe alcohol. También visita el gimnasio y bebe mucha agua.

Shimmi cree que su aspecto juvenil probablemente se deba a su genética, ya que sus padres, Siraj y Nooie, también lucen bien en su vejez. Pero más allá de los halagos que pueda recibir, también señaló que a veces puede ser bastante molesto.

“Me han pedido identificaciones para comprar alcohol tantas veces que hay ocasiones en que simplemente se niegan a atenderme directamente“, eso sí, agrega que vale la pena ver la expresión en el rostro del vendedor cuando ve su identificación. “Me siento como la versión femenina de Peter Pan, la niña que nunca creció”.

Respecto al tema con su hijo, comentó que las personas que desconocían su parentesco, pensaban que eran hermanos o novios. Además, siempre han sido ellos dos solos, por lo que su relación es muy estrecha. “En la noche de graduación de Ameen, la gente pensó que éramos una pareja. Para mí puede ser muy halagador y me hace reír, pero eso a él lo volvió loco“, recordó.

Lo mismo ocurrió en las reuniones del colegio con maestros, quienes pensaban que era su hermana. Ahora que Ameen tiene 20 años, ha aceptado estos comentarios sobre el aspecto de su madre y se los toma con humor, y ella espera que su apariencia no cambie mucho de aquí a unos años.

blog comments powered by Disqus