• Viernes, 13 Abril 2018
  • Mi Magazine
  • 109
Por comer chile termina hospitalizado ¡y con problemas en la cabeza!

El hombre estadounidense estaba participando en un concurso de comida picante en Nueva York cuando comió el segundo chile más picante del mundo.

Un chile muy picante deja a un hombre hospitalizado con problemas en la cabeza. Probó el Carolina Reaper, el segundo chile más picante del mundo, y acabó en el hospital con problemas cerebrales serios.

¿Te gusta la comida picante? Quizás tengas que pensártelo dos veces la próxima vez que le eches chili, tabasco o picante a tus platos. Un hombre estadounidense de 34 años estaba participando en un concurso comida picante en Nueva York y comió el Carolina Reaper. Este chile es el segundo más picante del mundo, pero nunca imaginarías las consecuencias de ingerirlo.

El doctor Kulothungan Gunasekaran, del hospital Henry Ford en Detroit, contaba en la publicación médica BMJ Case Reports este caso de estudio asombroso. El hombre sufrió el síndrome de vasoconstricción cerebral reversible. Se trata del primer caso registrado que sucede por comer chili.

Después de comer el chile superpicante, el hombre empezó a tener un dolor de cuello muy intenso pero corto. Poco después el dolor fue extendiéndose por toda la cabeza, sintiendo pinchazos muy intensos. Pasaron los días y los dolores intensos en su cabeza seguían ahí.

El hombre fue al hospital y allí descubrieron el origen de sus dolores: las arterias de su cabeza y su cerebro se habían constringido, desencadenando el conocido como síndrome de vasoconstricción cerebral reversible. Este síndrome aparece como efecto secundario de ciertos medicamentos o drogas, y ahora hemos descubierto que también al comer chile. Los dolores de cabeza se mantuvieron durante 5 semanas.

Esto es lo que ha provocado el Carolina Reaper, que hasta el año pasado era el chile más picante del mundo. Pero fue en 2017 cuando se descubrió el llamado “el aliento del dragón”, un chili casi el doble de picante que el Carolina Reaper. Si quieres jugarte la vida ya sabes lo que tienes que comer.

blog comments powered by Disqus